Vecinos y vecinas de Oña colaboran de forma desinteresada para que esta recreación histórica se ponga en escena en el mes de agosto. A esta alturas del año ya tenemos tareas que hacer como, por ejemplo, abrir el taller de costura para repasar o confeccionar nuevas prendas. De hecho, nuestra intención era proceder a la renovación del vestuario de los monjes en las próximas semanas. Esta y otras actividades quedan pospuestas, como es lógico,  hasta que la situación de nuestro país se normalice en cumplimiento de la situación de alarma decretada por el Gobierno de España y del bando emitido por el Ayuntamiento de Oña.

Queremos aprovechar este comunicado para sumarnos a la campaña de solidaridad con las personas más vulnerables y con los profesionales que están afrontando la crisis en primera línea. También con aquellas empresas  comercios y establecimientos de hostelería que habitualmente colaboran con El Cronicón y que en este momento atraviesan una situación, sin duda, complicada.

Muchos de nuestros socios e incluso algunos de los actores y actrices, sois personas mayores, pero otros muchos somos jóvenes. Acostumbrados a esta actividad de voluntariado cultural que supone hacer El Cronicón de Oña, estamos también en condiciones de ampliar esa tarea a un voluntariado social en una situación tan especial como la actual. Es por ello que nos ponemos a disposición del Ayuntamiento de Oña para que cuenten con nosotros en las diversas tareas que puedan surgir para atender a las personas mayores o cualquier otra eventualidad.

A partir de hoy comunicaremos esta decisión al Alcalde de Oña. Si se requiere nuestra ayuda os lo haremos saber para conocer vuestra disponibilidad y organizarnos

Saludos

La Junta Directiva